Marketing

Marketing tradicional vs. Marketing digital, ¿alguno ganaría la batalla?

Bienvenido internauta, este es el mundo en que vivimos en constante movimiento y transición. Un mundo que se inició en la realidad más absoluta y se fue, poco a poco, confundiendo con la virtualidad. ¿Ser o no ser? ¿Online u offline? ¿Analógico o digital? Estas son las nuevas cuestiones fundamentales de la filosofía del marketing.

No es un tema de tener que optar entre uno u otro, pues tanto el marketing tradicional como el digital, son el mismo marketing, solo que en diferentes contextos tecnológicos. En sí, la opción ya fue hecha por el mercado y hoy en día, la principal tendencia en las empresas es realizar la transformación digital: más velocidad y eficiencia en los procesos, más espacio y organización en la capacidad de archivo y más calidad en los resultados.

Lo digital surgió de lo analógico como una respuesta para vencer desafíos logísticos, trayendo consigo todo este nuevo mundo de posibilidades. Por eso, hoy vamos a hablar de las diferencias entre marketing tradicional analógico y marketing digital para entender y beneficiarnos de estos dos universos que, al contrario de lo que muchas personas piensan, no son opuestos sino complementarios.

La web

Internet surgió en 1995, podríamos decir que cinco minutos antes de empezar el tercer milenio, y modificó nuestra visión de mundo. De pronto, casi sin notarlo estábamos globalizados y todo nuestro universo de limitaciones materiales se había reformulado. Había surgido el mundo virtual, lo más parecido a un sueño un lugar donde todo puede pasar y que no ocupa espacio.

Estamos a un clic de distancia de cualquier lugar, podemos reproducir los bienes intangibles casi de forma ilimitada, enviamos mensajes que llegan instantáneamente a muchas personas, compramos a cualquier hora del día desde cualquier lugar. Con todos esos cambios era sólo una cuestión de tiempo hasta que el marketing comenzara a cambiar también.

La web solitaria 1.0

Cuando surgió internet era unidireccional y con contenidos estáticos que no se actualizaban, a no ser que se cargaran de nuevo. Su principal medio de comunicación era el e-mail. Fue la modalidad inicial hasta el gran cambio en 2003 que permitió la interacción y dio lugar al enriquecimiento de la experiencia del usuario.

Web 1.0

La web social 2.0

Es a partir de este momento que surge la visión de comunidad virtual, esta es la internet interactiva y colaborativa de sitios que facilitan la libre circulación de información, que tiene su diseño pensado para el usuario. No fue solo una actualización, el cambio de la web 2.0 en relación a la web 1.0 fue de forma de pensar.

Fue a partir de ese momento en que comenzó a aumentar exponencialmente todo lo referido a comunicarnos, producir bienes / servicios y distribuirlos. Y el gran impacto en marketing es que el usuario dejó de ser un elemento pasivo para integrarse activamente a una ingeniería social en red.

web 2.0

La web semántica 3.0

Y para completar el avance, se inventó finalmente lo que el ser humano necesita: alguien que lo comprenda. La capacidad de absorber información creó una situación inédita en nuestra historia, la web puede anticipar nuestros deseos, de esa forma nos permite realizar los dos tipos de marketing. Podemos comprender mejor las tendencia, hábitos y conductas de un grupo específico para, de esa forma, saber qué tipo de abordaje es la más indicada.

web 3.0

Definiciones

El marketing clásico se caracteriza por ser una forma de posicionarnos frente al mercado, por lo tanto es una manera de pensar, el marketing digital, a su vez, es esta misma manera de pensar puesta en relación dinámica con las facilidades del mundo digital, es decir, una forma de pensar que fue evolucionando y adaptándose a los medios de distribución y producción.

¿Cuál es mejor?

Depende de tu necesidad. Los dos son buenos y tienen muchas cosas en común. De una forma muy general te podría decir que el marketing tradicional tiene un espíritu más agresivo, busca penetrar en franjas determinadas, se enfoca en el producto y no en el vínculo con el cliente, es intenso y efímero. Muchas veces es de eso que necesitamos.

El marketing digital, en cambio es leve, invisible y constante. Se basa en otra cronometría. Mientras que en el mundo analógico el usuario se adapta a los dispositivos; en el mundo digital son los dispositivos que se adaptan al usuario. En el mundo analógico si perdíamos un capítulo de la serie era muy difícil recuperarlo y las empresas jugaban con eso a su favor. En el mundo digital, en cambio, en un final de semana podemos ver los 24 capítulos.

Tal vez el gran cambio es la personalización y el respeto a la experiencia individual. El marketing tradicional no tiene esa capacidad para proyectar una relación, simplemente vive el momento; mientras que el marketing digital hace parte de tu vida.

La interactividad

Realicemos el siguiente ejercicio, hagámosle la misma pregunta sobre un tema específico a un televisor y a Google. Sin dudas Google te dará una mejor respuesta. Parece una broma pero no lo es.

En el marketing tradicional lidiamos con objetos electrónicos, como un televisor, un teléfono, etc., mientras que en el marketing digital lidiamos con Inteligencia Artificial.

interactividad

La interactividad es la gran diferencia entre estos dos tipos de marketing. El mundo digital es un gigantesco algoritmo que interpreta individualmente nuestras intenciones y necesidades. Lo que las empresas percibieron fue que cuanto más interactividad proponían más datos colectaban.

Cuando interactuamos en internet dejamos huellas que son procesadas y convertidas en informes, de ahí que la interactividad se haya vuelto la principal fuente para obtener informaciones del usuario de forma voluntaria.

Transformación digital

Tanto en el marketing tradicional como en el digital, la esencia es la misma, que tu producto se venda.

Lo que lo diferencia es que ve al usuario como un co-autor y no como un mero espectador. Por eso, para las empresa, adherirse a la transformación digital pasó a ser un tema de sobrevivencia.

Este es un concepto que está en auge en este momento y es, precisamente, la transformación de los procesos de tu empresa de analógicos en digitales. Pues el marketing no es solo lo visible, la parte de mostrar tu producto es nada más que la punta del iceberg, existe todo una parte profunda e invisible de procesos complejos y demandas de comunicación entre equipos.

Por eso el mundo digital se impuso, por su relevancia en lo económico. Pues acelera y califica los procesos internos y externos de todo el sistema. ¡Pero cuidado! Esto no significa que el marketing tradicional perdió lugar; todo lo contrario, ganó posibilidades de desarrollar su trabajo.

Retroalimentación

Son estilos de marketing que se retroalimentan. Por ejemplo si fuéramos a hacer una analogía podríamos decir que en el mundo digital todo lo referido a las modalidades “Ads” de los diversos servicios digitales, son de alguna manera, productos del pensamiento tradicional del marketing aplicado en el mundo digital. Por lo tanto debemos interpretar estos dos estilos como dos realidades vigentes, relevantes, que coexisten en armonía y se retroalimentan.

¿Por qué optar por el marketing tradicional?

  • Porque tienes urgencia en el resultado.
  • Porque tu producto es transversal a todos los públicos objetivo y necesita una divulgación masiva.
  • Porque eres una empresa líder muy conocida y con muchas oportunidades de venta.
  • Porque todo el mundo pregunta por tu producto.
  • Porque tienes un catálogo impreso y trabajas con ventas persona a persona.

marketing tradicional

 ¿Por qué no optar por el marketing tradicional?

  • Es más caro, debido a sus características, el espacio de publicidad en un horario determinado es muy disputado, es como una palabra clave Head Tail: son más caras porque todo el mundo las escribe.
  • Es muy difícil de medir, lo que dificulta enormemente la monitorización de la campaña y sus ajustes. Sólo sabemos los resultados pero no sabemos su evolución.
  • Genera muy pocos espacios de contacto e intercambio de ideas. Tiene un perfil de vínculo estrictamente empresarial, independiente del contenido de tu campaña.

¿Por qué optar por el marketing digital?

  • Porque se centra en el consumidor y no en el producto.
  • Es mucho más accesible a nivel de costos.
  • Se puede medir, monitorizar y ajustar en tiempo real.
  • Al final de la campaña nos quedamos con un informe del comportamiento del consumidor.
  • El contenido permanece en la web el tiempo de durabilidad.

marketing digital

¿Por qué no optar por el marketing digital?

  • Porque tu audiencia no usa mayoritariamente medios digitales.
  • Porque no tienes tiempo y necesitas resultados rápidos.
  • Porque trabajas con un público que desconfían de la seguridad en internet
  • Porque tu público ya sufrió algún tipo de decepción al comprar por internet y recibir el producto.

Entonces, para finalizar nuestro consejo: piensa como el marketing tradicional y, al mismo tiempo, utiliza los recursos de la era digital. Si tuviera que inventar una frase te diría: vende como un clásico, fideliza como un digital ;).

marketing

¿Te gustó el artículo? Espero haberte ayudado a entender mejor cómo pensar de una forma creativa y actual para que consigas los mejores resultados utilizando lo mejor de ambas técnicas. Pues no importa cuánto avance lo digital, siempre necesitaremos lidiar con el mundo real.

¡Deja tu comentario!

Este artículo fue escrito por Marketing de Contenidos, Rock Content